dos fresasNo hay duda de que la mejor parte de un postre siempre serán las fresas. Disfrutamos al máximo ese sabor dulce y, al mismo tiempo, ligeramente acidulado que nos explota en la boca al momento de comerlas. Existen una gran variedad alrededor del mundo que van desde las más grandes y jugo
sas hasta otras más pequeñas y de buena consistencia. Sin duda alguna, la fresa es uno de los frutos que más disfrutamos y no importa de dónde provengamos o hacia donde nos dirigimos, encontraremos al menos una en el camino.

fresasLa fresa es una especie silvestre cuyo origen, se cree, proviene de Europa, un continente donde, actualmente, se encuentran los mayores comerciantes de este fruto. Y no es de extrañar, tomando en cuenta que las condiciones de cultivo en países como España son idóneos para obtener excelentes resultados una vez que son cosechadas. Además, las fresas responden muy bien a suelos moderadamente húmedos y climas templados, características bastante comunes en este continente.

Por otro lado, si hablamos de propiedades, podemos afirmar que la fresa se encuentra entre los frutos de mejor composición nutricional. No sólo es uno de los que más disfrutamos, sino también es de los que aportan más propiedades vitamínicas a nuestro organismo, principalmente por su alto contenido de agua, hierro, vitamina E y C. ¡Es impresionante! Además, resulta casi una regla incluir la fresa en cualquier dieta, sobre todo si nuestro objetivo es lograr la pérdida de peso.

Esta fruto de forma triangular, llamativa tonalidad roja y, más que nada, reconocida por sus característicos puntos de color claro que cubren su piel, es el arma perfecta para afecciones como la artritis y la gota. Además, descubrirás que sus beneficios no sólo provienen del fruto, sino del consumo de otras partes de la planta, incluidas las raíces y hojas. La fresa también funciona para disminuir los niveles de ansiedad en personas que sufren obesidad, ya que proporciona una sensación de llenura cuando se ingieren, lo cual evita posteriores sentimientos de culpa.

Debido a que es uno de los frutos que más disfrutamos, la fresa se encuentra presente en gran cantidad de postres. Como la cereza, suele ser la base o el complemento de extraordinarias comidas en varias partes del mundo, siendo más comunes en la preparación de helados, pasteles o sólo con crema. En este sentido, el modo de conservación es muy importante, por lo que debemos estar atentos al momento de elegirlas.fresa pequena

Elementos como el exceso de calor y la humedad corresponden la mayor causa para que el fruto muera rápidamente, recuerda que la fresa posee un cuerpo bastante delicado y, por tanto, siempre estará propensa a sufrir daños de este tipo.

Debemos ser rigurosos al adquirirlas y verificar que su tamaño, color y consistencia sea la correcta, según la especie que deseemos comprar. Es necesario que los tallos se encuentren en su lugar y no posea ningún golpe o magulladura visible. De igual forma, el olor juega un papel importante, ya que nos dará una idea clara de cuál es el estado del fruto. No deben manipularse demasiado o, de lo contrario, serán más propensas a perder su consistencia. Así mismo, deben lavarse justo en el momento en que serán utilizadas a fin de evitar los daños ocasionados por la humedad.

Podemos disfrutar mucho más el sabor de las fresas si las comemos al natural, sólo con un poco de azúcar o zumo de naranja para resaltar el sabor cítrico que desprenden. Sin duda, sus beneficios y propiedades le darán más vida a nuestro organismo y servirán para combatir cualquier enfermedad que atravesemos.

Vídeo

 

Aprende mucho más sobre: